Las ventajas de los implantes dentales en Valencia ofrecidos son muchas. Para ponernos en situación, a la hora de tener que realizarnos un implante dental muchas veces asaltan las dudas sobre lo que realmente es y las ventajas que conllevan los implantes.

La función principal de los implantes dentales en Valencia es sustituir una pieza dentaria que se nos ha caído por el motivo que sea. Y es que como sabrás, son muchas las causas por las que se puede acabar perdiendo una pieza dental. Entre ellas, una mala higiene puede conllevar un cúmulo de sarro y caries (placa bacteriana) que puede conducir a una retracción de la encía así como al deterioro del mismo diente.

En cualquiera de estos casos es conveniente sustituir el diente por un implante dental. Los implantes dentales están compuestos de varios elementos y por ello su implantación se divide en diferentes procesos.

El implante dental consta de un tornillo de titanio, fabricado con materiales biocompatibles, que es introducido mediante cirugía oral en el hueso con el objetivo de sustituir la raíz del diente de manera artificial. Tras esta operación y pasadas unas semanas, esperamos a que se produzca la osteointegración y se colocará la corona. Se trata de una prótesis dental que se coloca encima del implante dental Valencia mencionado y que simula en apariencia un diente normal y cumple la misma función.

Como observamos son muchas las ventajas de los implantes dentales en Valencia. Y es que nos ofrecen la posibilidad de tener un diente artificial que cumple las mismas funciones que uno natural y además es menos agresivo que los dientes removibles o los puentes fijos de porcelana. En el caso de los implantes dentales Valencia no es necesario tallar dientes sanos como en los procedimientos anteriores.

A nivel funcional y estético las ventajas de los implantes dentales en Valencia son notorias. A pesar de ello es conveniente tener en cuenta la clínica dental en la que se confía así como que el material utilizado sea de calidad. Tan solo en España existen mas de 250 tipos de implantes y no todos son iguales. Un implante de calidad disminuye la probabilidad de fallo a corto y largo plazo. Asimismo, simplifica los procedimientos del tratamiento para conseguir el objetivo óptimo sin comprometer los resultados gracias a la calidad del mismo.