Optar por la ortodoncia invisible en Valencia es una opción muy buena para conseguir la sonrisa perfecta, que te ayude estéticamente pero que además cumpla con todas las funciones que debes desempeñar con ella sin complicaciones. Y es que llevar ortodoncia ya ha dejado de ser un problema. ¿Cuántas veces has querido ponerte aparato dental o has visto esa necesidad porque no podías morder bien? Si entonces te frenaba por motivos estéticos ahora ya no tienes excusa.

Existen actualmente varias opciones para la corrección de dientes torcidos, mordida abierta, maloclusión… a través de la ortodoncia. Si además lo que buscas es corregir pero que apenas se note puedes optar por la ortodoncia invisible en Valencia.

Una de las opciones de ortodoncia en Valencia que sea percibida estéticamente es la ortodoncia invisible Invisalign. Este tipo de tratamiento comienza a ser bastante conocido ya en nuestro país. Se trata de una serie de alineadores plásticos realizados a medida para cada uno de los pacientes que se sometan a este tratamiento de aparato dental invisible en Valencia.  Son estos mismos los que se van cambiando de forma progresiva para poder conseguir llegar a la posición adecuada con micromovimientos.

La ortodoncia invisible Invisalign en Valencia permite la correcta disposición de los dientes, los alinea como su nombre indica aunque para corregir los problemas de oclusión es más indicado otro tipo de tratamiento de ortodoncia en Valencia.

Por otro lado, los brackets que comúnmente conocemos puede llevarse por dentro, en la zona posterior del diente, es decir, la que no queda visible desde el exterior.  Este tipo de ortodoncia invisible en Valencia es conocida como la ortodoncia lingual.

La ortodoncia lingual funciona de manera similar a la convencional, el sistema de ortodoncia de brackets que más conocemos. Este tratamiento de corrección dental en Valencia se especializa en el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las irregularidades dentales y faciales corrigiendo problemas como la mala oclusión, los dientes torcidos, dificultad al morder, entre otras. La única diferencia entre este sistema de ortodoncia lingual es que no es visible desde el exterior.

Lo ideal sería la pronta detección de algunos de estos síntomas para poder diagnosticar y corregir las malformaciones lo antes posible. Algunas de las pistas por las que te puedes guiar para saber si es susceptible de llevar aparato dental son: problemas de crecimiento de mandíbula, la pérdida de los dientes de leche muy temprano o muy tarde, chuparse el dedo durante la infancia, respirar por la boca…